Panes de semillas

Panes de semillas. Ventajas e inconvenientes

Las semillas han sido cultivadas y consumidas desde la antigüedad por la gran variedad de nutrientes esenciales que aportan. En la actualidad, se han hecho muy populares, hasta el punto de que muchas se consideran superalimentos, como la chía o la quinoa. Pero ¿cómo podemos introducir las semillas en nuestra dieta? Hay muchas maneras, pero una de las más habituales y sencillas son los panes de semillas.

Al introducir semillas en el pan este consigue un mayo valor nutricional y un sabor más intenso, entre otros beneficios. Los panes de semillas tienen muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes que es preciso conocer para llevar una dieta sana, completa y equilibrada ¡Te los contamos!

Si para ti pesan más las ventajas , en Supermercados MAS encontrarás distintas variedades de pan de semillas. Y si no, tenemos un surtido muy extenso de panes: integral, de maíz, blanco, rústico ¡En una gran variedad de formatos! Todos elaborados en el día y con masa madre natural de cultivo.

Ventajas de los panes de semillas

Pan de semillas
  • El poder de los super alimentos. Muchas de las semillas con las que se elabora el pan, como la quinoa o la chía se consideran super alimentos, llamados así por sus grandes propiedades nutritivas y energéticas y sus importantes beneficios en la salud.
  • Más sabor. Una de las principales ventajas del pan de semillas es su sabor. Al de la propia harina y la sal, se une el de las distintas semillas: calabaza, girasol, sésamo, amapola, quinoa¡Matices distintos para desayunos diferentes!
  • Fuente de fibra. La fibra que contienen las semillas te ayudan a mejorar el tránsito intestinal, prevenir enfermedades del colon y reducir los niveles de colesterol, además de tener un efecto saciante.
  • Control del colesterol. Las semillas que se agregan al pan destacan por su alto contenido en grasas saludables como el Omega 3, lo que te ayuda a reducir el colesterol llamado ‘malo’ y a elevar el ‘bueno’ en sangre.
  • Vitaminas extra. El sésamo, el lino, las semillas de girasol, calabaza, etc., contienen vitaminas de diferentes grupos, como los grupos E, C y B; además de minerales como hierro, calcio, fósforo o magnesio.

Contras del pan de semilla

Surtido de panes de supermercados mas
  • Más calorías. Si sigues una dieta para perder peso, el pan de semillas no es tu mejor opción, ya que puede tener más calorías. En este caso, lo fundamental es que el pan que consumes esté elaborado con harina integral, con menos calorías y, al ser rico en fibra, es más saciante.
  • Cuidado con los antinutrientes. Algunas semillas, como el lino, pueden contener antinutrientes con efectos negativos en la salud, como problemas en el tiroides o en la absorción de cinc, magnesio o hierro. Esto puede evitarse descartando semillas crudas o inmaduras y si se remojan o germinan.
  • No a los excesos. Los excesos nunca son buenos, tampoco en el consumo de semillas por muy saludables que sean. Excederse con las semillas de chía, por ejemplo, puede causar problemas gastrointestinales, bajar la presión arterial; mientras que abusar del consumo de semillas de lino puede retardar la absorción de glucosa, algo que deben de tener en cuenta las personas diabéticas.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.