Carne al punto… ¿al punto de quién?

La carne roja tiene muchas maneras de cocinarse y esta vez no hablamos de recetas, ni combinaciones o salsas… El secreto de una carne sabrosa está en su punto de cocción. El problema está cuando cada comensal tiene un punto preferido para su carne. Por ello, cuando vamos a cocinar carnes de ternera o buey, con determinado grosor, es conveniente preguntar: ¿a qué punto lo quieres?

punto de la carneHoy vamos a aprender a distinguir entre los diferentes puntos de cocción de este tipo de carnes, de una manera sencilla. ¿Cuál es tu punto preferido?

  • Cruda: la carne no está cocinada y tiene el interior rojo y con sangre. La temperatura de la carne es de menos de 46 °C.
  • Vuelta y vuelta: la carne sigue muy rojo y fría por dentro (también se conoce como “blue”). La temperatura es de 46 a 50 °C.
  • Poco hecha: está rojo por dentro y la zona de fuera aparece rosada. La temperatura va de 50 a 55 °C.

Normalmente no se recomienda la ingesta de carne en los puntos anteriormente descritos, pero sí en los siguientes (por temperatura y estado de la carne):

  • Algo hecha: por dentro está roja pero caliente y el exterior es rosa. La temperatura es de 55°.
  • En su punto: está algo rosa por dentro y marrón por fuera. Suele tener unos 58°.
  • Medio hecho: la mayoría de la carne por dentro es marrón, pero tiene toques rosas. La temperatura es unos 63°.
  • Muy hecho: aparece por completo marrón, sin partes rosadas. Alcanza más de 71°.

carneNo es recomendable cocinar carnes rojas y gruesas del todo, porque quedan resecas y pierden el sabor. Por ello, se suelen servir al punto o medio hechas para que el comensal disfrute el 100% de una buena pieza de ternera, buey o similares.

También se denomina carne sellada a aquella que está cocida por los bordes exclusivamente y aparece roja por dentro, hecha así para que mantenga todo el jugo.

Si tienes un termómetro para alimentos, recuerda que debes tomar la temperatura en el centro. Si no tienes ningún instrumento similar, te enseñamos un truco. ¿Sabes que puedes calcular la cocción de la carne con la mano? Puedes aprenderlo en el siguiente vídeo que te enlazamos.

Sólo hay que unir el pulgar con resto de dedos de la mano. Cuanto más alejado esté ese dedo, es decir, el último dedo sería el meñique, mejor y más hecha estaría la carne. El tacto de la zona baja del dedo pulgar es similar al que notaríamos al tocar la carne. Según algunos cocineros, es suficiente con tocar la carne y ver cómo reacciona o qué tacto tiene para saber el punto de cocción que tiene por dentro. ¿Te animas a probarlo?

Puedes aprender más sobre la cocción de carnes en las siguientes fuentes utilizadas:

Aol.com

About.com

Wikipedia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.