Hamburguesas americanas piratas: más ricas y sanas

Comer hamburguesas de las grandes marcas de comida rápida como McDonald’s o Burger King es un placer culpable que de vez en cuando nos permitimos. Pero ¿y si pudiéramos disfrutar de todo el sabor de estas famosas hamburguesas de una manera más sana y con ingredientes de calidad? Puedes hacerlo en casa dedicándole sólo unos minutos, los que necesitas para leer este post en el que te damos ideas para preparar tus hamburguesas piratas basándonos en las recetas más consumidas en el mundo entero. ¡Al abordaje!

  • Big Mac pirata. Prepara tu pan de hamburguesa (tres: uno superior y dos inferiores), dos hamburguesas de vacuno frescas, queso cheddar, pepinillos agridulces, lechuga y cebolla. No olvides la salsa especial Big Mac, para muchos el auténtico secreto, que elaborarás mezclando en un bol mayonesa, ketchup, mostaza, ajo y cebolla en polvo (o picados), salsa dulce de pepinillos (o pepinillos dulces triturados) y vinagre. La lechuga y la cebolla van picadas finas, y el pepinillo también a trocitos. Pasa tus hamburguesas por la plancha: primero fríe por un lado y luego por el otro, lentamente, para que se haga bien por dentro. El pan puedes tostarlo ligeramente por su cara interior Y ¿cómo lo colocas todo? Sencillo: primero una de las rebanadas inferiores, sobre la que untas la salsa Big Mac; encima la cebolla, lechuga y queso; luego una de las hamburguesas y otra vez pan inferior; de nuevo salsa, cebolla y lechuga. Sigue con los pepinillos, pon la otra hamburguesa y corona con la rebanada superior de pan. ¡Hora de comer!
  • Whopper casera. La reina del Burger King se elabora con hamburguesas de vacuno, pan de hamburguesa con semilla de sésamo, lechuga picada, tomate en rodajas, pepinillos agridulces en rodajitas y el toque especial: aros de cebolla frescos. Si las verduras son de calidad, ¡el sabor será inmejorable!. Para acompañarla, mayonesa y ketchup al gusto. Móntala siguiendo esta secuencia: dale la vuelta al pan superior y coloca en su parte interior mayonesa, lechuga picada, tomate, aros de cebolla. En la base del pan, colocamos la carne y rodajas de pepinillo, a lo que añadimos el ketchup. Une las dos partes y a comer.
  • Tu Long Chicken. Ahora una hamburguesa de pollo que cautiva su rebozado crujiente y su forma alargada. Reúne tus pechugas de pollo de calidad, lechuga iceberg picada, mayonesa casera y ketchup, si te gusta. Para el rebozado, mezcla en un bol harina, sal, colorante y pimienta negra. A la masa, se le añade sifón en pequeños chorritos, removiendo bien. Cuando quede espeso, añade y bate bien. Las pechugas de pollo se introducen en el rebozado y se empapan bien, tras lo cual se fríen en la sartén con el aceite no muy caliente para que se hagan bien sin quemarse. Para el montaje: unta los panes con mayonesa y añade la carne sobre el pan inferior, mientra que sobre la superior pones la lechuga. Une las dos partes y disfruta de tu hamburguesa totalmente saludable.
  • Macbacon en casa. Para nuestra Macbacon casera necesitaremos, además del pan con semilla de sésamo y la Hamburger con pomodorocarne de vacuno clásicas, un par de lonchas de bacon, queso cheddar y pepinillos picados. Para la salsa, que es una mayonesa con un toque especial, batiremos 1 huevo, aceite de oliva y unas gotas de zumo de limón hasta que quede ligeramente espesa. El toque singular se lo damos con una cucharada de salsa Bovril o concentrado de carne, a la que añadimos sal y los pepinillos picados. ¡Listo!
  • Cuarto de libra con queso. Otro clásico de la cadena McDonald’s que recibe su nombre del ¼ de libra de carne (unos 115 gramos) que emplea y que puedes degustar en casa con tu carne de ternera de calidad, doble de queso cheddar, pepinillo agridule, cebolla en tiras, ketchup y mostaza. Es muy fácil, sobre tu pan ligeramente tostado por dentro, unta moztaza, ketchup y esparce cebolla finamente cortada. Luego coloca una loncha de queso cheddar, la carne y otra loncha de queso cheddar. Cierra la hamburguesa y ¡ya puedes hincarle el diente!

Para que queden ideales antes de comer, una vez elaboradas las hamburguesas, envuélvelas en papel de horno, y justo antes de servirlas, calienta un par de minutos en el microondas a media potencia. Acompáñalas de patatas u otros alimentos saludables y ¡ya tienes tus hamburguesas americanas auténticas, pero hechas en casa y muy nutritivas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.