Preparar coquinas y almejas

Cómo limpiar las coquinas y almejas y recetas deliciosas

Las costas andaluzas nos traen las mejores coquinas y almejas del mar. Estos sabrosos moluscos se pueden cocinar al ajillo, al vapor, al marinera o servir de complemento a platos de arroz, legumbres o pasta. Sea como sea, es muy importante limpiar las coquinas y almejas muy bien antes de cocinarlas. De lo contrario, podemos encontrarnos con desagradables retos de tierra como parte de nuestra receta.

Generalmente, las almejas y coquinas se venden ya bastante limpias, como hacemos en Supermercados MAS, pero es inevitable que estos moluscos que viven enterrados en la arena conserven restos en su interior. Limpiarlas es muy sencillo y así nos evitamos sorpresas. Sólo necesitas un poco de tiempo, un recipiente hondo, agua fría y sal. El resto de los pasos para limpiar las coquinas y almejas, te los contamos a continuación.

Cómo limpiar las coquinas y almejas

Cómo limpiar las coquinas y almejas
Coquinas y almejas

Para limpiar correctamente las coquinas y almejas, no tienes más que seguir estos sencillos pasos:

  1. Revisa bien. Antes de limpiar, revisa bien las almejas o coquinas y retira aquellas que estén abiertas o presenten conchas rotas. Estas pueden estar muertas o enfermas.
  2. Sumerge en agua con sal. Introduce el molusco en agua fría con sal gorda para purgarlo. Esto hará que suelten toda la suciedad y la arena. La proporción adecuada es similar a la que encontraríamos en su ambiente natural (1 litro / 35 g de sal). Puedes dejarlas entre 30 minutos y 2 horas. Hay también quien las sumerge en agua con gas. En ambientes cálidos, introduce el la nevera. La temperatura del agua del mar se parece más a la del agua que tiene en la nevera que a la natural si estás en un ambiente cálido. Así que es recomendable que introduzcas el recipiente en la nevera mientras se limpian.
  3. Cambia el agua. Podemos cambiar el agua una o varias veces para que filtren el agua y eliminen las impurezas. Así aseguraremos que están limpias del todo.
  4. Retira con cuidado. Una vez terminado el proceso, retira las almejas con cuidado con las manos. De lo contrario moverás la arena y los moluscos volverán a ensuciarse.
  5. Un chorreón de agua fría final. Para terminas, las colocamos sobre un colador y las lavamos bien bajo un chorro de agua fría.

Receta con coquinas y almejas

Ahora que ya sabes limpiar perfectamente las coquinas y la almejas, es hora de que las disfrutes en estas recetas.

  • Coquinas al ajillo. Llévate unas coquinas frescas de nuestra Pescadería y prepáralas al ajillo con vino blanco o manzanilla, aceite de oliva y ajo ¡Así de fácil! Y para ponértelo, en bandeja, te dejamos nuestra receta paso a paso para cocinar coquinas al ajillo.
  • Almejas a la marinera. Con esta receta a la marinera, te quedarán una almejas súper sabrosas. Cocinadas con vino blanco, harina, cebolla, ajo, aceite de oliva y una manojito de perejil, piden que mojes pan.
  • Coquinas con tomate. Mientras limpias las coquinas pocha 1/2 cebolla y dos dientes de ajo en una sartén con aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, añade 150 ml de vino de Jerez, 3 tomates triturados y un poco de perejil. Puedes incorporar un poco de cayena para dar sabor, pero retira cuando tengas las cebollas pochadas para que no quede muy picante. Cocina dejando que reduzca la salsa. Ahora, incorpora las coquinas, sube el fuego y cuando abran ¡sirve!
  • Almejas con cachelos. Una vez tengas bien limpias tus almejas, ponlas en una cazuela con un dedo de agua a fuego máximo. Cuando abran, reservamos y colamos el caldo de la cocción. Preparamos el sofrito picando en brunoise 1 pimiento verde, 1 tomate, 1 cebolla y 1 diente de ajo y los llevamos a la sartén con un poco de aceite de oliva y sal para que pochen bien. Cuando estén listos, incorpora los cachelos de patatas gallegas. Rehoga con el sofrito y añade el caldo de las almejas, agregando 50 ml de vino blanco. Una vez tiernas las patatas, incorporamos las almejas y espolvoreamos perejil. Deja reposar 5 minutos y sirve inmediatamente.
  • Fabes con almejas. Las almejas pueden también poner el punto sobre la i a muchas recetas, como estas fabes con almejas. Una vez las tengas cocinadas y abiertas en una sartén con vino blanco, añádelas a tu guiso de fabes ¡Se convertirá en uno de tus platos favoritos!
  • Espaguetis con coquinas y gambones. Igual que pasa con las almejas, las coquinas también acompañan de manera fabulosa a algunos platos como este, donde la pasta se cocina con vermú, coquinas y gambones. Cocina las coquinas en una sartén con aceite de oliva, dos ajos laminados y 100 ml de vermú. Reserva. En la misma sartén, añade de nuevo un poco de aceite de oliva, 2 ajos picados, las cabezas y cáscaras de los gambones y otros 100 ml de vermú. Rehoga unos 10 minutos y cuela el caldo con un chino. Reserva. Ahora, rehoga 1 cebolla en una sartén grande y sazona. Añade unos tomates cherry partidos por la mitad, los gambones troceados y saltea. Hierve la pasta en agua con sal, escurre y añade a los gambones. Vierte el jugo de las cáscaras de los gambones y rehoga. Añade las coquinas y un poco de perejil picado ¡Listo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.