Carne de membrillo

Dulces andaluces típicos de Todos los Santos

En Andalucía, las celebraciones tiene sabor dulce. Nuestra tradición gastronómica es muy rica y todas las festividades tienen su repostería típica. También el día de Todos los Santos, al que se asocian algunas recetas con sabores de otoño. Si no los conoces o hay alguno que se te escapa, en este post vamos a seleccionar los mejores dulces andaluces para Todos los Santos.

Las recetas que las familias acostumbran a preparar para el 1 de noviembre suelen ser sencillas, elaboradas con ingredientes básicos como la harina, el azúcar, la canela o la miel. También encontramos alimentos frescos de temporada como las castañas o el boniato. Pásate por Supermercados MAS para llevarte todos los productos que necesites y ponte manos a la obra con estos típicos dulces andaluces para Todos los Santos.

7 dulces andaluces para Todos los Santos

Además, de las calabazas de Halloween, estos son los dulces más típicos que verás en confiterías y cocinas en el Día de Todos los Santos.

dulces para todos los santos
Dulce de membrillo
  • Huesos de santo. Como su propio nombre indica, el más típico entre los dulces andaluces para todos los Santos. Es un dulce de mazapán con forma de canutillo y relleno de dulce de yema que, por su forma, parece un hueso, muy propio de esta festividad. Esta es la forma tradicional, pero hoy en día han surgido muchas variantes que emplean distintos rellenos como crema de coco, chocolate, cabello de ángel o incluso añadiendo colores al mazapán.
  • Dulce de membrillo. Para los paladares más golosos, nada como el dulce de membrillo. Si quieres elaborarlo en casa, introduce tus membrillos en agua hirviendo y cocínalos a fuego medio, bien cubiertos de agua. Cuando estén listos (unos 40 minutos), y se hayan enfriado, pélalos y trocéalos. Tritura con una batidora de mano y añádelos a una olla con agua con azúcar (para calcular la cantidad necesaria, multiplica por 0,8 su peso). Cocina a fuego suave, removiendo cada 10 minutos, hasta que se forme una pasta muy densa y de color anaranjado. Antes de que se enfríe, colócalo en un molde y tapa. Es típico acompañar el dulce de membrillo de nueces o castañas. Si piensas en algo más innovador, entonces prueba esta mousse de membrillo con queso crema.
  • Leche frita. Son sólo cuatro ingredientes, pero el resultado sabe a gloria. Esta receta se elabora con harina y leche, se fríe y luego se reboza con azúcar y canela. Si no la has probado, ya no tienes excusa con nuestra receta paso a paso de leche frita.
  • Gachas dulces. Las gachas o poleá son un dulce típico de provincias como Huelva, Sevilla o Cádiz. Sólo necesitas 30 minutos para hacerla y seguro que el sabor de la matalauva, la canela y los picatostes fritos te conquistarán. En este enlace, encontrarás la receta de poleá de nuestro cocinero explicada paso a paso.
  • Buñuelos de viento. Ya aparecen los puestos callejeros de buñuelos de viento ¿Y por qué no elaborarlos de forma casera? Con nuestra receta de buñuelos te será súper fácil. Seguro que ya tienes casi todos los ingredientes en casa, como azúcar, sal, mantequilla, harina, huevos, aceite de oliva y nata ¡Verás que resultado!
Receta con boniato
Postre de batata
  • Boniatos asados con miel y canela. Otro fresco de temporada, el boniato o batata dulce es un auténtico manjar si los preparamos en dulce. Una manera muy sencilla de hacerlo y tradicional en Todos los Santos es cocinarlo al horno y añadirle un chorrito de miel y canela el polvo. Así, sin más, está buenísimo ¿Qué más? Para aprovechar el tiempo de la batata, también te proponemos este pastel de batata, con leche, harina, canela, huevos y azúcar, y unas ricas bolitas de batata y coco.
  • Crema de castañas y chocolate. En muchos puntos de Andalucía, comer castañas el día de Todos los Santos es todo un ritual. La razón es porque para los antiguos celtas que poblaron nuestras tierras el castaño era un árbol sagrado y la castaña símbolo de inmortalidad. Por eso, durante mucho tiempo se extendió la creencia de que por cada castaña que se comía, se libraba un alma del purgatorio. Puedes seguir esta tradición, asando unas castañas o comiéndolas en una crema de castañas y chocolate. Esta se prepara hirviendo en agua 300 g de castañas, haciendo un corte a cada una. Cuando estén blandas, se pelan y se llevan a la batidora, donde se baten con un poco de leche. Luego, batimos en un cuenco 3 huevos con 100 g de azúcar. Calentamos 400 ml de leche en un cazo y añadimos el huevo batido y las castañas trituradas. Finalmente agregamos 75 gr de chocolate de cobertura y removemos bien. Y para más ideas, no te pierdas el deliciosos pudding de castañas, que te contamos cómo preparar en este post junto a otras originales recetas con castañas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.