10 tapas típicas de la Feria de Abril

¡Por fin es Feria de Abril! Sevilla se ha vestido con sus mejores galas y ha dispuesto todo en el Real para ofrecer una fiesta por todo lo alto: música, farolillos, luces y, por supuesto, los platos tradicionales de la gastronomía andaluza. ¿Este año no puedes ir a la feria o quieres trasladarla un día a casa? Te sugerimos 10 tapas típicas de la Feria de Abril para que no tengas que renunciar a nada.

pescaito frito de feria

Pescaíto frito

  • Pescaíto frito. Por supuesto, no puede faltarte el pescaíto, protagonista del primer día de feria. Lo típico es el boquerón frito, chopitos (calamares pequeños) o chocos, puntillitas, pijotas… elige el que más te guste y combínalo con un poquito de ensalada y una salsita suave. Y recuerda: ¡aceite muy caliente y harina no refinada para que quede perfecto!
  • Salmorejo. Una tapa fresquita que sienta fenomenal en los días de calor. Con jamón, huevo y un chorrito de aceite de oliva, el salmorejo no se pierde una feria. En su versión bebible, el gazpacho, es el refrigerio perfecto. ¡Imprescindibles!
  • Tortilla española. Nunca se dice que no a una cuña de tortilla de patatas caliente o fría, en montadito o sola. Cae perfectamente y asienta el estómago. ¡Una de tortilla!
  • Montadito de lomo. Para llenarse un poquito más cuando el hambre aprieta son perfectos los montaditos y, entre ellos, el de lomo con salsa verde es el rey por antonomasia. Acompáñalo de unas patatas fritas o chips y no te arrepentirás.
  • Tostas de salazones. Aprovecha el excelente surtido de las costas andaluzas preparando unas tostas con anchoas, bacalao, mojama o palometa. Tampoco te olvides de las de melva con pimientos, la caballa o incluso unos mejillones. ¡Riquísimos!
  • Ensaladilla. ¿Que sería de una feria sin su ensaladilla? Aquí en el Sur no sabemos vivir sin ella: la de toda la vida o con un toque de gambas que la hace exquisita. ¡Las tapas de ensaladilla vuelan!
  • Potaje. Pocas cosas agradece mejor el estómago después de cantes, bailes y mucho fino y rebujito que un buen potaje calentito. De día o incluso de noche, ¡recarga las pilas para muchas más horas de fiesta!
  • Embutidos. Como no, nadie renuncia en la feria a una tapa de jamón, caña de lomo ibérico o un buen queso cortados en el momento y acompañados de unos picos. Entre copita y copita, por la mañana, tarde o noche. ¡No hace falta ni sentarse para disfrutarlos!
  • Gambas. Los platos de gambas o langostinos frescos no faltan en la mesas de cualquier
    Caldo del puchero

    Caldo de feria

    caseta. No hace falta combinarlas con nada porque si son de calidad su sabor habla por sí solo, pero si quieres alguna variedad más, prueba a hacer un montadito de gambas con alioli o con alguna de estas tapas con gambas ¡Deliciosas!

  • Tacita de caldo. Y por supuesto, cuando ya va terminando la jornada y despuntando el alba, nada como una tacita de caldo del puchero con unas hojitas de hierbabuena para dormir calentito y coger fueras para un nuevo día. ¡El mejor reconstituyente!

Además de estas tapas, no olvides los aperitivos como las aceitunas, patatas fritas y almendritas fritas con sal. ¡Son tan de la feria como los farolillos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.