recetas menu el rocio

Menú para la Romería de El Rocío

Llegan los días que muchos esperan durante todo el año, la Romería de El Rocío. Miles de peregrinos se ponen en camino durante esta semana para alcanzar la aldea almonteña y honrar a la Blanca Paloma. Son días de alegría y devoción que se disfrutan más acompañados de esas recetas especiales que cada hermandad comparte y que son una parte importante de los preparativos de la romería. ¿Quieres algunas ideas para prepara tú menú de peregrino? Te damos algunas ideas.

  • Potaje rociero. Con el potaje tienes un plato muy versátil que puedes incluso preparar bajo en calorías. Una receta muy completa lleva garbanzos, arroz, espinacas, bacalao, ajo, huevo duro, cebolla, tomate, aceite, potaje rociero menu rociosal, pimentón y una hoja de laurel para darle sabor. Empieza cociendo en una olla los garbanzos (previamente en remojo), el ajo, el laurel y la cebolla. Mientras, haz un sofrito en la sartén con aceite, otra cebolla, un par de dientes de ajo machacados, un tomate cortado y una pizca de pimentón; cuando estén bien triturados añádelos a la olla. Luego echa el bacalao desalado, el arroz y huevos duros picados y cuécelo todo hasta que el potaje coja su punto.
  • Papas rocieras. Están listas en un momento y son excelentes para picar en el camino. Reserva unas patatas pequeñas o medianas, mayonesa, 2 dientes de ajo, una guindilla, cominos, aceite y sal. Corta las patatas para que se puedan comer de un bocado y mientras se fríen mezcla la mayonesa, los ajos, la guindilla y el comino bien picados y machacados en un mortero. El siguiente paso es muy sencillo: vierte la salsa sobre las patatas calentitas ¡y a comer!
  • Arroz campero. El arroz es un clásico muy agradecido para los días de romería. Recetas para preparar un arroz campero hay muchas; puedes elaborarlo con carne de cerdo o pollo, chorizo, pimientos, cebolla, tomates, ajo, azafrán, sal, aceite, una hoja de laurel y un chorrito de vino blanco. Tan sencillo como sofreír en una sartén los dientes de ajo, las cebolla cortada, los tomates, el azafrán, los pimientos y el laurel con el vino. Luego echa la carne cortada a trocitos y cuando esté tierna añade el agua (dos veces y media el arroz). Cuando el agua hierva, añade el arroz, corrige la sal y cocina bien. Deja reposar unos minutos y ¡disfruta de un rico arroz!
  • Migas. Las migas acompañan muy bien durante estos días, sobre todo calentitas en las noches. Para prepararlas reúne pan de días anteriores, ajo, chorizo, panceta o tocino de jamón, lomo, sal y aceite. Lo primero que tienes que hacer es elegir un buen perol y freír los ajos, luego la panceta, el lomo y los chorizos cortados en trocitos y en este orden. Cuando estén en su punto, añade el pan cortado en trocitos pequeños (te recomendamos que el pan esté húmedo desde el día anterior). Mantén a fuego medio removiendo continuamente y aplastando con la cuchara para desmenuzar el pan, salando las migas al gusto. Es además una receta que se puede congelar y luego sólo tienes que calentar un poquito y ¡listas!
  • Salmorejo. Un salmorejo fresquito es la mejor apuesta para calmar el apetito durante el día, sobre todo en las horas de más calor del camino. El famoso salmorejo cordobés se prepara con tomates rojos bien salmorejo menu rociomaduros, ajo, aceite de oliva, pan de días anteriores bien mojado y escurrido y sal y vinagre al gusto. Se bate todo muy bien y se le acompaña de huevo picado y jamón ¡Sencillo y delicioso!
  • Revueltos. Los revueltos son muy fáciles de preparar y lo agradecen todo. Puedes preparar un habitual muy sabroso con espárragos trigueros, ajetes, gambas, pimiento y huevo. Sólo tienes que picarlo todo y llevarlo a la sartén con un buen aceite, salpimentar al gusto y cuando lleven un rato rehogándose, añádeles el huevo batido. Si quieres que tenga más alimento, puedes acompañarlo de unas patatas daditos. Revuelve todo muy bien y a disfrutarlo calentito.

Aparte de estos platos, siempre viene bien tener a mano unas tortillas, chacinas, empanadas, un buen queso o unos aliños que puedes preparar en un momento. Llevar unos fritos como san jacobos, flamenquines o pescadito congelados también te pueden ayudar a solucionar tu menú. Y, por supuesto, un rico caldo del cocido te vendrá de maravilla para calentarte por las noches y reponer ánimos. ¡Buen camino!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.