La ternera de raza avileña: una carne selecta a tu alcance

Quizás hayas oído hablar de la ternera de raza avileña pero todavía no te has decidido a probarla porque desconoces qué la diferencia de las demás. Para empezar, se trata de una carne de muchísima calidad, tanto que ésta ha sido reconocida históricamente; de hecho, la ternera de raza avileña tiene Indicación Geográfica Protegida (IGP) de carne fresca de España. 

La IGP es una una ‘etiqueta’ que se utilizan para distinguir a un producto cuya calidad o buena reputación se debe a su lugar de origen, en este caso Ávila, aunque en la actualidad la raza Avileña-Negra Ibérica, como se la conoce, se produce en varias comunidades autónomas, pues tiene una gran capacidad para adaptarse a entornos difíciles.700x700

Su crianza es también particular, pues crece en zonas que forman parte de espacios protegidos y reservas naturales donde conviven con otros animales emblemáticos de España como son el águila imperial o el buitre negro. La raza es, además, muy fértil y longeva, lo que las hace muy productivas: las madres tienen capacidad para producir un ternero en un intervalo de poco más de un año.

¿Que características tiene esta carne? Tiene una consistencia firme al tacto, húmeda y de textura fina, con un color brillante rojo claro y púrpura que destaca por su ternura, intensidad y calidad en el sabor.

Piezas de la ternera avileña

Además, de ella se aprovechan muchas partes, de modo que podemos encontrarnos con las siguientes piezas: pescuezo, morrillo, aguja, lomo alto, lomo bajo, solomillo, cadera, rabo, tapilla, redondo, costillar, falda, morcillo… y muchas más.

Pero, ¿qué usos podemos darle en la cocina? Lo cierto es que puede usarse en muchísimas recetas: para el cocido, por ejemplo, puede emplearse el morcillo, la falda o la aguja; para para la parrilla: el lomo, el solomillo o el costillar; para asados: lomo bajo, rabillo de cadera o redondo; para empanados: tapa, y contra; para la plancha o fritos: punta de solomillo, tapa o aguja; y para guisos o estofados: la carrillada, el rabo, la contra o la espaldilla.

Ternera de Ávila a la parrilla

Ternera con verduras

Por nuestra parte, te proponemos una riquísima receta que puede ser muy buena para empezar por su sencillez y originalidad: unos filetes de ternera de Ávila con mango ala naranja. Con unos filetes de ternera avileña, un mango y dos naranjas de zumo tienes todo lo que necesitas para prepararla ¡Anímate a probarla!

Si te gusta la carne de ternera, este mes de marzo tienes la oportunidad de probar la selecta carne de raza avileña, pues en nuestros Supermercados MAS puedes encontrarla de oferta junto a la carne de cordero lechal ¡No dejes escapar la ocasión!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.