Salsas caseras para carnes ibéricas

7 salsas para darle otro sabor a tus platos de carne ibérica

Las carnes ibéricas tienen un gran sabor natural debido a las vetas de grasa intramuscular que poseen, ricas en ácidos grasos Omega 3, que le confieren también una gran jugosidad. No obstante, en ocasiones nos gusta añadir a nuestros platos ibéricos un toque más de sabor, algo que podemos lograr acompañándolas de salsas caseras. Pero no cualquier salsa vale para complementar estas carnes de calidad. Entonces, ¿qué salsas para carnes ibéricas debemos elegir?

salsas para carnes ibéricas

Salsa cremosa de champiñones para carne ibérica

Podemos optar por una gran variedad de salsas para carnes ibéricas, de más suaves y dulces a más fuertes y picantes, dependiendo del gusto y de las partes del cerdo ibérico que hayas elegido para tu menú. En Supermercados MAS puedes encontrar un gran surtido de carnes ibéricas de la máxima frescura, procedentes de ganadería nacional.

Eso sí, para que sean lo más saludables y naturales posibles, te aconsejamos que las elabores de forma casera, ¡no es nada difícil! Con unos pocos ingredientes puede conseguir unas estupendas salsas para carnes ibéricas como las que te contamos a continuación.

  1. Salsa chimichurri. Una de las clásicas salsas para carnes ibéricas. Se prepara mezclando 1/2 pimiento rojo seco, 1 cebolla pequeña, 1 diente de ajo, pimentón dulce y picante, pimienta molida, orégano, aceite, vinagre, sal, 1 hoja de laurel y 1 vasito de vino tinto. Cuando esté todo bien mezclado, llévala 2 minutos al microondas a máxima potencia.
  2. Salsa al whisky. Prepara tu salsa casera al whisky machacando 6 dientes de ajo con un mazo o cuchillo de manera que se rompan pero se mantenga la piel. Ponlos en una sartén o cazo con aceite y cocina hasta que estén dorados. Vierte 200 ml de whisky y sube el fuego hasta que se evapore el alcohol. Ahora, añade 500 ml de caldo de carne y 2 cucharadas de zumo de limón, además de un poco de pimienta negra y sal. Ya solo te queda cocinar unos minutos más. Si quieres que quede más espesa, diluye 1 cucharada de maizena en caldo o agua e incorpóralo.
  3. Salsa barbacoa. También es habitual usarla con las carnes ibéricas, sobre todo, si las preparas a la brasa. Se prepara con una cucharada de tomate frito, vinagre o limón, un par de guindillas, aceite, sal, unas 3 cucharadas de azúcar y 4 de agua. Bate todos estos ingredientes hasta que la mezcla alcance cierto espesor y resulte suave.
  4. Salsa Oporto. Una rica salsa con el sabor del vino de Oporto, ¿qué necesitas? 250 ml  de caldo de ave, 1 vaso de vino de oporto, 60 gr de mantequilla y 1 cucharada de harina. Calienta un poco el caldo de ave, échale una cucharada de harina y pon el fuego fuerte; cuando esté bien caliente, la sacamos del fuego y añadimos la mantequilla y el vino.  Sigue mezclando hasta que obtener la textura correcta.
  5. Mojo picón Rojo. Prepara esta salsa de origen canario es muy fácil con comino, pimientos rojos, cayena, pimentón, ajo, aceite, vinagre y sal. Si te gustan los sabores más suaves, puedes utilizar pimentón dulce. Tradicionalmente se hace con mortero, aunque introduciendo todos los ingredientes troceados en la batidora también quedará genial.
  6. Salsa de mostaza antigua. Esta receta es muy fácil de hacer: tan sólo tienes que verter en un cazo 1 cucharada sopera de aceite de oliva y calentar. Luego, añade 3 cucharaditas de postre de mostaza antigua. Rehoga a fuego medio durante 1 minuto. Agrega 250 ml de vino dulce y remueve hasta que reduzca. Finalmente, añade 250 ml de nata líquida y mezcla todo muy bien durante un par de minutos a fuego medio ¡Ya puedes servir!
  7. Salsa de champiñones. Una salsa suave y cremosa que va genial con la carne ibérica. Pocha en una sartén con aceite de oliva, 3 chalotas y 1 diente de ajo.  Cuando estén bien pochados, añade 300 g de champiñones laminados y rectificamos de sal. Subimos el fuego al máximo y agregamos 50 ml de vino blanco. Removemos hasta que se evapore el alcohol e incorporamos un poco de pimienta. Tras unos 15 o 20 minutos en reposo, añade 200 ml de nata y volvemos a remover bien con fuego fuerte. Ahora, agrega 100 ml de caldo de ave o verduras y perejil fresco. Bate todo bien y sírvela calentita, ¡una delicia!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.