Cómo cocinar el brócoli

Brócoli, diferentes formas de cocinarlo y cómo hacerlo para que no huela

Formas de cocinar el brócoli

El brócoli es un alimento rico en propiedades y muy sencillo y rápido de preparar, que puede servirte tanto como plato principal o como de guarnición. Hay muchas formas de cocinar el brócoli: al vapor, al horno, al microondas, salteado… y queda riquísimo si lo sirves sólo con un poquito de aceite y sal o lo acompañas de otros ingredientes.

En el brócoli es uno de esos alimentos que potencian la salud, como todas las verduras de hojas verdes, por su alto contenido en ácido fólico y vitaminas del grupo B y vitamina C, que ayudan a nuestro cerebro a funcionar correctamente.

Apenas tiene calorías y también es una fuente notable de calcio, fibra, potasio y hierro, por lo que es bueno para combatir la anemia y depurar el organismo, entre otras cosas. También tiene la ventaja de ser económico y de estar disponible durante todo el año en Supermercados MAS.

Descubre todas las formas de cocinar el brócoli que tenemos al alcance de la mano y empieza a sacarle todo su partido a este vegetal completísimo.

Prepara el brócoli para cocinarlo

Formas de cocinar el brócoli

Sea cual sea la forma de cocinar el brócoli, la preparación es común y consiste en dividir el brócoli en ramilletes, cortándolos desde el tronco central. Luego, hay que lavarlo muy bien bajo un chorro de agua fría y escurrirlo. Si aún los ramilletes te parecen grandes para cocinar, puedes dividirlos de nuevo.

Otra opción es cortarlos como si fueran rodajas, desde las flores hasta el tronco, con el grosor que prefieras ¡Listo para cocinar!

Trucos para evitar que huela

Evitar el mal olor del brócoli

El brócoli solo tiene un inconveniente y es que es habitual que al cocinarlo desprenda mal olor e impregne la casa. Si quieres evitarlo, puedes echar mano de algunos trucos básicos.

Uno de ellos es añadir un chorrito de vinagre o limón al agua en la que vayas a cocer el brócoli, antes de incorporarlo. También hay quien acostumbra a colocar una taza de vinagre blanco cerca del brócoli mientras lo cocinas, lo que ayudará a desodorizarla. Y si te sobra, llévalo a la nevera en seguida, para evitar que el olor se extienda.

También tienes que tener en cuenta que cuánto más lo cocines más olerá, por lo que es importante que controles los tiempos de preparación.

Brócoli cocido

Una de las formas de cocinar el brócoli más común es cocerlo y servirlo sazonado con un chorrito de sal. Así, simplemente, es estupendo y muy saludable como guarnición.

Para cocerlo, tienes que poner abundante agua en una olla con un poco de sal. Cuando hierva, incorpora el brócoli. Cuando vuelva a hervir, baja la temperatura un poco y cuece unos 3 o 4 minutos. Comprueba que está a tu gusto, no obstante, y, si hace falta, cocina un poco más.

Cuando esté listo, escurre y ¡todo tuyo!

Cocer el brócoli es una de las mejores formas de cocinarlo para preparar una rica crema de brócoli, con cebollita, zanahoria y patatas. Si quieres darle más sabor, en lugar de en agua, puedes cocerlo en caldo de verduras. También tienes todas estas opciones de  sabrosas cremas de verduras.

También puedes preparar unas ricas albóndigas de brócoli cocido con cebolla, ajo, quesito rallado, huevo, pan rallado, sal y pimienta.

Brócoli al vapor

Formas de cocinar el brócoli

La cocina al vapor es súper saludable, porque este método es el que mejor conserva los nutrientes de los alimentos.

Si quieres cocinar el brócoli al vapor, pon agua en una olla junto a un poco de sal y sube el fuego. Cuando el agua empiece a hervir, coloca encima una olla de vapor o, si no tienes, un colador amplio. Ten en cuenta que en ningún momento el agua debe tocar el colador o la olla vaporera.

Coloca el brócoli dentro de la olla de vapor o el colador y tapa. Cocina entre 4 y 5 minutos o hasta que esté a tu gusto ¡Sin más!

Al vapor el brócoli queda delicioso, por lo que puedes servirlo simplemente con un chorrito de aceite y sal o añadirle arroz y atún en conserva. Fácil, rico e ideal para llevártelo en un tupper al trabajo.

¡Al horno!

Formas de cocinar el brócoli

El brócoli asado al horno también es delicioso y muy saludable. Una vez tengas cortado tu brócoli al gusto, colócalo sobre la bandeja de horno, a la que habrás puesto antes papel de horno. Distribuye bien los ramilletes, para que no se amontonen.

Píntalos con aceite, por todas sus caras. Echa sal por encima. Precaliente el horno a 200º C e introduce la bandeja a altura media. Hornea durante unos 20 o 25 minutos, comprobando que quede a tu gusto.

Una receta estupenda para disfrutarlo, es hacerlo al horno con unas cucharaditas de AOVE, ajo y cebolla en polvo, pimienta negra molida y sal; o si quieres añadir algún ingrediente más, pruébalo con almendras laminadas y jugo del limón.

También puedes preparar al horno unas tortitas de brócoli, zanahoria, cebolla e hierbas provenzales y acompañarlas de salsa de yogur.

Un toque de microondas

Pizzas con base vegetal
El brócoli como base de tu pizza

Esta es una de las formas de cocinar el brócoli más sencillas que hay. Coloca el brócoli en un recipiente apto para microondas que tenga tapadera. Introduce el brócoli y tapa, pero dejando una pequeña rendija para que salga el vapor.

Cocina unos 5 minutos, aunque si introduces en el recipiente mucha cantidad de brócoli seguramente necesites más tiempo. Ve pinchando con el tenedor para ver si alcanza el punto deseado. Sazona y listo.

Es una forma perfecta de cocinar el brócoli para preparar una pizza vegetal con base de brócoli y coliflor.

Saltea el brócoli

Formas de cocinar el brócoli

Por supuesto, también tenemos la opción de la sartén, echando un poco de aceite. Pon el fuego medio-alto e incorpora el brócoli con un poco de sal. Saltea durante unos 5 minutos o hasta que quede a tu gusto.

Saltea el brócoli para darle sabor y añadirlo a una deliciosa tarta de verduras como esta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.