Conservar el pescado

Cómo conservar el pescado para que dure más

Conservar el pescado correctamente hasta su consumo es fundamental para que llegue a nuestro plato con todo su sabor y en las mejores condiciones. También es clave para organizar tu dieta semanal de la manera más organizada posible.

Por eso puedes aprovechar ahora para comprar el mejor pescado fresco, como nuestro salmón fresco que hasta el 8 de septiembre tiene un descuento de un 10% con tu tarjeta Club MAS, ¡no te lo pierdas!

Si no vas a consumir el pescado fresco el mismo día de compra, puedes optar entre varias posibilidades de conservación que, además, darán variedad a tu menú ¡No te pierdas todo lo que puedes hacer! Y si te surge alguna duda, pregunta a los profesionales de Pescadería que tu Supermercados MAS habitual.

  • Prepara el pescado en crudo. Si vas a consumir el pescado en breve espacio de tiempo, puedes optar por prepararlo en crudo, que puede durar 2 o 3 días en la nevera, aproximadamente. Hay muchas recetas con las que podrás disfrutar de todo el sabor del pescado en crudo, como por ejemplo tartar de atún rojo, o un tartar de salmón y aguacate, un nutritivo plato de poké de atún o también un tataki de atún. 

    Cómo congelar el pescado

    Hay muchas opciones para alargar la vida del pescado

  • Marina el pescado. Esta es una de las mejores opciones para conservar el pescado por más tiempo, muy fácil de hacer en casa. Empieza por limpiar el pescado de espinas y piel y luego cúbrelo de sal gorda, azúcar y eneldo picado. Envuélvelo en papel film y enfría durante 48 horas. Cuando lo saques, lávalo y córtalo en lonchas poniendo entre una y otra capa aceite de girasol y conserva en la nevera. Con el salmón marinado, por ejemplo, puedes prepararte unas deliciosas tostas con aguacate y queso fresco, utilizarlo en una ensalada fresquita ¿Qué te parece un bol de arroz con tomate, edamame, cebolla, espinacas y salmón marinado?
  • Los ahumados. Ahumar el pescado es otra manera estupenda de alargar su vida y ampliar sus usos en la cocina. Refréscate cualquiera de esta noches, por ejemplo, con una rica ensaladilla de ahumados o un sandwich con pan integral. Pincha en este enlace y te enseñaremos a ahumar el salmón de una manera muy sencilla.
  • Congelar el pescado. Con la congelación, tendrás tu pescado disponible en cualquier momento. Eso sí, para hacerlo de la manera óptima, debes seguir una serie de pasos. En primer lugar, debes congelarlo lo antes posible: si está en crudo, hazlo directamente; y si está en guiso, mete en el congelador a temperatura ambiente ¡Y no olvides poner la fecha de congelación! Para descongelarlo no tengas prisa: sácalo del congelador y déjalo en la nevera hasta que descongele. En este enlace descubrirás más detalles sobre cómo descongelar el atún sin que pierda sus propiedades. Y si quieres aprender más sobre cómo conservar el bacalao, no te pierdas este post.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.