beneficios de la sandía y el melón

Beneficios de la sandía y el melón

¿Hay frutas más típicas del verano que la sandía y el melón? Frescas, dulces, hidratantes… es pensar en ellas y se nos hace la boca agua. Y no sólo eso, si no que, como buena fruta de temporada, nos aporta lo que necesitamos para las jornadas de verano. Cuando conozcas los beneficios de la sandía y el melón ya sí que no podrás dejar de comerlos.

Ambas frutas puedes consumirlas a diario, en el desayuno, el postre o la merienda. También son estupendas para llevarlas a la playa o la piscina, enteras o troceadas en un tupper. E igualmente, puedes tomarlas en cremas frías, gazpachos, ensaladas, helados, zumos y cócteles ¡Hay muchas opciones para disfrutar de los beneficios de la sandía y el melón!

Hidratan y depuran nuestro organismo

Recetas con sandía
Conserva tus sandía con estas claves

Ambas frutas están compuestas por alrededor de un 90% de agua, por lo que resultan súper frescas e hidratantes. Ello también hace que sean muy saciantes, por lo que son ideales para calmar el apetito.

También son muy depurativas y nos ayudan a eliminar toxinas, por lo que su consumo es indicado para las personas que tienen problemas de retención de líquidos. A ello también ayuda la presencia de fibra.

Te rejuvenecen

Recetas con melón
El melón, fruta de verano

Su consumo mejora el estado de la piel, las uña y el pelo, gracias a la vitamina C, fortaleciéndolos, dándoles vitalidad y protegiéndolos de los rayos solares. La vitamina C favorece también la formación de colágeno, lo que ayuda a mejorar el aspecto de la dermis y a la cicatrización de heridas, además de otras funciones que puedes descubrir pinchando en el enlace.

Asimismo, los betacarotenos que contienen les otorgan propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel.

Pocas calorías

Batido de zumo de sandia
Batido de sandía fresca

Otra ventaja de la sandía y el melón es que son bajos en calorías, ya que cuenta aproximadamente con unas 30 calorías por cada 100 gr de fruta. El melón tiene algo más de azúcar, pero sólo un 6%, ya que la mayor parte de su pulpa es agua.

Descubre otros alimentos bajos en calorías que puedes incorporar a tu dieta siguiendo el enlace.

Fuente de vitaminas y nutrientes

Platos con melón
El melón, un ingrediente de temporada

Sin duda, uno de los beneficios de la sandía y el melón más importantes es su elevada cantidad de vitaminas y propiedades nutricionales.

La sandía, destaca por su aporte de vitamina A, especialmente del licopeno, que es el que le da ese color rojo a la sandía y le confiere sus propiedades antioxidantes. También contiene vitamina B6, que interviene en la fabricación de glóbulos rojos y anticuerpos; y vitamina C, una de las mayores defensoras del sistema inmunológico y gran protectora de la salud de la piel.

El melón, por su parte, contiene mayor cantidad de vitamina C, además de potasio y betacaroteno, que en el cuerpo se convierte en vitamina A y ayudan a la producción de glóbulos blancos en la sangre.

Energía para los deportistas

Platos con sandía
Ensalada con sandía y queso

El agua y los carbohidratos que contienen ambos son un gran aporte de energía para los deportistas y combaten la deshidratación.

Igualmente, su contenido en fibra ayuda a paliar las temidas agujetas que muchos deportistas sufren. Así que ya sabes, la sandía y el melón son alimentos estupendos para hidratarte y recuperar tono después del deporte.

Previenen el cáncer

Batido de melón
Bebida refrescante con melón

Los carotenos que contienen ambos, de la que se obtiene la vitamina A, son potentes antioxidantes al que se le atribuyen propiedades preventivas frente al cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Comer sandía y melón es ingerir pequeñas píldoras de salud. Por ello, es fundamental que las conserves correctamente. En el enlace, encontrarás algunos consejos para consumir y servar las frutas en verano.

Y si por alguna circunstancia se pasan un poco, te serán de gran ayuda estas 10 recetas de aprovechamiento de frutas de verano.

Regulan nuestro sistema nervioso

Recetas ligeras para verano
Granizada de sandía

Los minerales que contienen como el potasio, magnesio, fósforo, calcio y hierro facilitan el buen funcionamiento del sistema nervioso, cardiovascular, potencian la memoria y la salud de los huesos.

A cuidar el sistema nervioso también contribuye la vitamina B, favoreciendo el sueño y ayudando a combatir el insomnio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.